Seleccionar página

Las siglas VIH se corresponden con el término virus de la inmunodeficiencia humana.

¿Qué es el VIH?

El VIH necesita de otras células para poder mantenerse con vida por lo que va atacando a distintas células del sistema inmunitario. Esto provoca que los enfermos de VIH vean afectadas sus defensas.

El primer síntoma que se suele producir en pacientes infectados por el VIH es algo similar a una gripe. Esto suele ocurrir cuando han pasado entre una y seis semanas desde que se ha cogido el virus. Pero puede ser que esto no ocurra lo que no quiere decir que no puedan transmitir el virus.

La detección a través de la sangre es imposible hasta seis semanas después de haberse contraído el VIH ya que es el tiempo que necesitan los glóbulos blancos desde que se contrae el virus para producir anticuerpos.

Tras padecer el cuadro de gripe del que hemos hablado un poco más arriba, los pacientes con VIH pueden no tener síntomas de la enfermedad hasta pasados varios años. El virus va destruyendo las defensas del individuo silenciosamente y solo cuando han disminuido de forma considerable es cuando aparecen los síntomas. Es entonces cuando se empieza a hablar de sida.

El sida tiene un tiempo de desarrollo estimado de unos nueve años desde que se contrae el VIH. Esta estimación es en el supuesto de que no se reciba ningún tratamiento.

En qué consiste el SIDA

Pero ¿en qué consiste el sida? De lo primero que tenemos que hablar es de lo que significa la palabra sida.

Con sida hacemos referencia al síndrome de la inmunodeficiencia adquirida. El sida se da cuando el virus VIH ya ha destruido las defensas del cuerpo suficientes como para que nuestro sistema inmunitario no funcione correctamente. Esto provoca que el cuerpo esté expuesto a todos los gérmenes lo que afectará a las actividades cotidianas del infectado.

¿Cómo podemos saber si una persona tiene sida? Es muy sencillo ya que tiene una serie de síntomas como infecciones, fiebre o sudor frío nocturno.

El sida puede llegar a provocar la muerte.