Taladrar concreto

A la hora de taladrar materiales muy duros como el concreto, sabemos que es necesario utilizar el taladro percutor. Sin embargo, lo que muchas personas olvidan es que estos taladros también requieren brocas especiales para el trabajo de perforar concreto u hormigón e incluso ladrillo, dependiendo de la potencia del mismo. Estas brocas especiales se llaman SDS o SDS MAX y te ahorrarán muchísimo tiempo y esfuerzo, además de evitar que tu taladro pueda recalentarse y dañarse.

Taladrar azulejos

Para taladrar azulejos, asegúrate de que estén bien fijos a la pared para que no se rompan, es tan fácil como golpear suavemente el cuadrito de cerámica con un objeto duro, si suena hueco, es mejor taladrar el azulejo contiguo. Además, recomendamos raspar la superficie con martillo y cincel antes para evitar que el taladro resbale.

Quitar remaches fácilmente

Un excelente truco para retirar remaches sin mucho esfuerzo es utilizar una broca para taladro del mismo diámetro que el remache y accionar el taladro sobre este. Una vez accionado el taladro, destruiremos el remache, cuya cabeza se vendrá en la broca del taladro, pudiendo liberar la estructura remachada.

Eliminar la humedad de los armarios

Si bien existen productos deshumificadores para eliminar este problema, por lo general son costosos y hay que reemplazarlos cada poco tiempo haciendo que representen un gasto. Sin embargo, podemos eliminar la humedad en nuestros armarios colocando cada 2 ó 3 meses, una bolsita con arroz crudo y sal así como también con tiza triturada o carbón vegetal. Estos elementos absorben la humedad muy efectivamente.

Secar líquido derramado en el parqués

Todos sabemos que el mantenimiento del parqués es difícil y que, incluso un accidente tan simple como un vaso de agua derramado puede generarle graves daños. Por ello, si derramamos algo de líquido en tu parqués, hay que secarlo inmediatamente con una toalla de papel o cartón y luego, con el secador de cabello, apuntar a la zona húmeda y secar por unos minutos, así eliminaremos la humedad que se filtra entre las grietas y evitaremos que genere mayor daño a largo plazo.

Colgar un cuadro sin taladrar

Si queremos colgar ese hermoso cuadro sin agujerear nuestra pared, hay un truco muy sencillo que es el uso de cinta adhesiva doble faz o adhesivos para montar percheros. El caso de usar la cinta, debemos considerar el tamaño y peso del cuadro y asegurarnos de comprar una realmente resistente y añadir la cantidad necesaria. En el caso del adhesivo de perchero, está diseñado para soportar peso por lo que podremos usarlo sin problema.

Disimular arañazos fuertes en muebles de madera

Si tenemos problemas para encontrar masilla para madera, una manera fácil y práctica de eliminar rayones en los muebles es utilizar papel de lija para lijar el rayón, siempre siguiendo los hilos de la madera y cubriendo un perímetro de dos centímetros alrededor de la raspadura. Una vez rebajado, limpiar la zona con un algodón con alcohol, dejar secar para luego barnizar ¡Y listo, nuestro mueble como nuevo!

Rejuvenecer los azulejos del baño

Con el paso del tiempo, es normal que las paredes del baño tomen un aspecto lúgubre y, aunque lustremos los azulejos hasta el cansancio, la apariencia triste no desaparece. Esto es porque las juntas absorben moho, humedad y otras cosas que no desaparecen con objetos de limpieza. Para rejuvenecer la pared del baño, primero rebajamos las junturas con una rasqueta o cualquier herramienta del hogar que puedamos usar para rascar, limpiamos bien y luego aplicamos silicona para rellenar de la que venden en cualquier tienda de bricolaje. En minutos tendremos un baño tan brillante como nuevo.